¿Qué opción es mejor mamparas acrílicas o de cristal templado?

A la hora de adquirir una mampara, nos encontramos que en el mercado hay una amplia variedad de opciones entre las que elegir y eso hace que la decisión final sea complicada.

Una de las decisiones que tenemos que tomar es si queremos que la mampara de baño sea acrílica o de cristal templado. La decisión no siempre es fácil, sobre todo cuando no sabemos muy bien qué material es mejor.

Pero con la ayuda de nuestros expertos en mamparas de pasamos a mostrarte los puntos fuertes de cada material. Así te será más fácil saber qué opción encaja mejor con lo que buscas y podrás sacarle más partido. Recuerda, la mampara es algo que vas a usar durante muchos años, es decir, no la debes elegir a la ligera.

Materiales de las mamparas acrílicas y vidrio templado

Aunque en ambos casos parezca que realmente la mampara es de cristal, la verdad es que ninguna de las dos opciones está fabricada con cristal.

Cuando hablamos de mamparas acrílicas, realmente hablamos de una variedad que ha sido fabricada con metacrilato, una variedad de plástico transparente muy parecido al cristal.

En cuanto a las mamparas de vidrio templado, realmente no es cristal. Ese material es un cristal que se procesa de manera industrial a través del cual se consigue un material realmente resistente. Como nos informan, al ser muy seguro, es la opción que más se está vendiendo actualmente.

Diferencia de precio entre las mamparas de acrílicas y vidrio templado

Si realmente el presupuesto es lo que te preocupa, lo más seguro es que optes por las mamparas acrílicas. Son las más económicas, pero a cambio hay que dejar claro que son menos seguras.

Para los presupuestos más ajustados, las acrílicas se presentan como la mejor alternativa. Comparando precios, el ahorro puede llegar a ser bastante grande, de aquí que sea un motivo por el que muchas personas optan por ese material. A eso hay que sumar que el material acrílico es bastante ligero, por lo que pesa menos. Eso permite que mover la mampara sea más sencillo.

A cambio, las mamparas de vidrio templado son más caras, pero también más seguras, lo que hace que sean mucho más duraderas. Si tienes en cuenta el tiempo que te pueden durar, a medio y largo plazo esa variedad de mampara puede salirte más económica. Además, los nuevos modelos de mamparas de cristal templado vienen acompañadas con sistemas de rodamientos dobles. Eso permite que el movimiento sea mucho más suave, de aquí que sea una buena opción si se va a usar frecuentemente.

Si quieres conocer los precios, en este catálogo de mamparas para la ducha de podrás conocerlos de primera mano. Todas las mamparas que podrás encontrar en esa web son de calidad y te darán buenos resultados. Pero como hemos comentado anteriormente, las mamparas acrílicas son más económicas. La decisión de compra la deberás tomar tú según el presupuesto que tengas.

Mantenimiento de las mamparas acrílicas y vidrio templado

A la hora de elegir una opción u otra de mampara es importante ver cuál de las dos opciones es más fácil de limpiar.

Como hemos podido comprobar de primera mano, las mamparas acrílicas disimulan mucho mejor la suciedad, concretamente la cal y sobre todo los restos de jabón. Eso las convierte en una buena opción para las personas que tienen problemas a la hora de limpiar la mampara. Pero una cosa es que disimule mejor la suciedad y otra que sea más fácil de limpiar. Cuando te pongas manos a la obra podrás ver que es complicada de limpiar porque la superficie no es lisa.

Las mamparas de vidrio templado necesitan limpiarse cada poco tiempo porque no disimulan la suciedad. Pero a cambio son más fáciles de limpiar, sobre todo las que ya incluyen un tratamiento antical. Gracias a ese tratamiento todo es mucho más fácil, de aquí que se puede decir que son más fáciles de limpiar.

Resistencia y durabilidad de las mamparas acrílicas y de vidrio templado

En este caso, la gran ganadora es la mampara de vidrio templado. Es más cara, pero a cambio podemos asegurar que es mucho más segura y sobre todo más resistente. Para que te hagas a la idea, el vidrio templado es cinco veces más resistente que el normal, de aquí que sea complicado romperlo con un uso normal. Dentro de esta variedad, podemos encontrar diferentes grosores entre los que elegir. Cuanto más grueso, más resistente, pero más peso. Lo que está claro es que, en caso de impacto, el cristal no se rompe en mil pedazos, es decir, no hay riesgo de cortaduras o daños importantes.

Esto significa que si realmente quieres una mampara que te dure muchos años, las de vidrio templado se presentan como una mejor opción, a pesar de que son más caras.

¿Qué tipo de mampara es más bonita?

A la hora de elegir entre una mampara u otra, es vital ver cuál de las dos opciones es la más elegante.

En mi opinión y en la de Asealia, las mamparas de vidrio templado son mucho más bonitas que las acrílicas. Ofrecen una gran luminosidad, lo que significa que el baño siempre tiene un aspecto mucho más elegante. Por ejemplo, en los baños pequeños siempre suelo recomendar las mamparas de vidrio templado por la luminosidad y sensación de amplitud que ofrece. Pero no solo los baños pequeños se ven beneficiados, los grandes también.

Si buscas elegancia, las mamparas de vidrio templado son las más elegantes, pero como hemos comentado anteriormente, son más caras. Además, para que luzcan su mejor cara, la limpieza deberá ser más a menudo. Por ese motivo, si quieres que la elegancia dure más entre limpiado y limpiado, siempre debes asegurarte de que la mampara cuenta con un tratamiento antical. Así no se quedarán las marcas de las gotas y la elegancia siempre estará asegurada.

Ahora solo te queda tener en cuenta los pros y contras de ambos materiales y elegir el que mejor encaja con lo que buscas.

Visita nuestra tienda online de equipamiento de baño


Contamos con un amplio catálogo de equipamiento de baño para todo tipo de necesidades al mejor precio.

¡Conócenos!

Entradas relacionadas