Tips de cómo colocar vinilos para mamparas de baño


Es innegable. Las mamparas de baño, además de ser esenciales para mantener la limpieza y el confort en esta estancia del hogar, resultan muy estéticas. La gran variedad que podemos encontrar en la actualidad en lo referente a acabados, componentes, perfiles… dotan al cuarto de baño de un toque de distinción único en cada caso.

Sin embargo, hay momentos en los que nos gustaría dar un cambio de imagen a la apariencia del cuarto de baño. Y lo cierto es que podemos hacerlo por muy poco dinero. En este sentido, los vinilos para mamparas de baño se presentan como una opción ideal para dar un nuevo estilo decorativo al cuarto de baño.

Estamos ante unos vinilos específicamente diseñados para colocarlos sobre la superficie de la mampara de ducha, por lo que cumplen con todos los requerimientos para resistir las condiciones de esta ubicación del hogar: resistencia a la humedad y perfecta adhesión a los cristales.

Si todavía no conoces esta fantástica opción para aportar un extra de decoración y, también, de privacidad a tu ducha, quédate, este post te interesa.

Qué tipos de vinilo para baño hay

A poco que investigues sobre vinilos para mamparas de baño, descubrirás la amplia variedad que existe. Distintos tamaños, formas y estilos para adaptarse tanto a tus gustos como a las necesidades de tu baño.

En general, podemos distinguir los siguientes vinilos para mamparas de baño:

  • Completos: estos vinilos ocupan toda la superficie de la mampara. Son los más empleados para garantizar la máxima intimidad.
  • Troquelados: una de las opciones más de moda, los cuales presentan figuras individuales.
  • Medios: como su nombre indica, cubren la mitad de la mampara, proporcionando la intimidad justa y necesaria.

Por qué instalar un vinilo en la mampara de baño

Los vinilos para mamparas de baño son un complemento decorativo económico y de fácil instalación que puede renovar por completo el estilo de tu baño. Pero, además de esto, presenta una serie de atractivos que, seguro, te animarán a incluirlo en tu mampara:

  • Favorecen un ambiente íntimo: a no ser que vivas solo, compartir tu hogar y, también, el cuarto de baño, evidencia la necesidad de aportar un poco más de intimidad a un lugar como la ducha, sobre todo si cuentas con una mampara transparente. Los vinilos aportarán la intimidad necesaria para ducharte con total tranquilidad.
  • Fáciles de limpiar: el mantenimiento de los vinilos para mamparas de baño es mínimo. Bastará con emplear agua y jabón para dejarlo como nuevo. Requieren la misma rutina de limpieza que cualquier otro elemento del baño, por lo que no te supondrá un esfuerzo extra.
  • Sencillos de poner… ¡y de quitar!: tal y como descubrirás en el siguiente apartado del post, colocar un vinilo en la mampara de baño es de lo más sencillo. Pero, también, retirarlo. Bastará con tirar de una de sus esquinas con cuidado y el vinilo se irá despegando. Lo mejor de todo es que no deja residuos.
  • Aportan estilo y un toque personal: dada la amplia variedad de diseños, colores y formas, podrás escoger el vinilo para mampara más acorde a tus gustos.

Seguro que estás deseando incorporar un vinilo para mampara de baño en tu hogar y descubrir lo sencillo que es colocarlo. ¡Estás en lo cierto! A continuación, te contamos cómo colocar un vinilo en la mampara de baño siguiendo unos sencillos pasos.

Cómo colocar vinilo en la mampara de baño

Los vinilos para mampara de baño son uno de los accesorios del hogar más sencillos de colocar y, también, de mantener.  A la hora de colocar vinilo en la mampara de baño, bastará con seguir estos sencillos pasos para renovar por completo la imagen de tu cuarto de baño.

Limpieza de la superficie

La adecuada limpieza de la superficie de la mampara en la que colocaremos el vinilo es vital para eliminar cualquier rastro de suciedad que, de no ser retirada, quedará adherida junto con el vinilo, afectando a su cualidad estética.

Asegúrate de limpiar a conciencia el exterior de la mampara puesto que, una vez coloques el vinilo, se desaconseja retirarlo hasta el día que decidas sustituirlo por otro, dado que pueden aparecer arrugas o imperfecciones.

La humedad es clave

Con la superficie bien limpia, pulverizaremos el cristal de la mampara con una solución de agua y jabón y la extenderemos por toda la superficie en la que vayamos a colocar el vinilo. Es importante que no dejemos ninguna parte seca para minimizar al máximo la aparición de burbujas.

Colócalo

A la hora de colocar el vinilo, tienes que asegurarte del tipo que es. Si es un vinilo tipo transfer, habrás de colocarlo a la inversa para que, al final, quede dispuesto en la posición correcta. En estos casos, has de mojar la superficie y colocar el vinilo del revés, retirando el papel protector del vinilo poco a poco, al tiempo que se va adhiriendo al cristal.

En caso de disponer de un vinilo tradicional, colocamos el vinilo sobre la superficie mojada de la mampara que, como está húmeda, nos facilita mover el vinilo hasta encontrar la posición adecuada, y vamos retirando el protector poco a poco, adhiriéndolo a la superficie del cristal de manera uniforme.

Conforme vayamos colocando el vinilo, eliminaremos cualquier arruga o imperfección que pueda aparecer

Quita las burbujas

Una vez colocado, alisaremos el vinilo ayudándonos de una espátula. Este paso es clave para eliminar las burbujas que hayan podido quedar. Desde el centro del vinilo, alisamos hacia afuera y desde arriba hacia abajo.

Finaliza el proceso

Retira todos los sobrantes del vinilo con ayuda de un cúter y limpia toda la superficie con un trapo húmedo, solo con agua.

A continuación, seca la superficie y ¡disfruta de tu nuevo vinilo!

Tips finales

Además de estas útiles instrucciones para colocar tu vinilo de forma adecuada, recuerda estas últimas tips para lucir un decorativo vinilo en tu mampara de ducha.

  • Mide la mampara antes de colocarlo: esto te ahorrará tiempo en eliminar los sobrantes del vinilo después de colocarlo. La medida de la mampara te dirá las que ha de tener el vinilo. Recórtalo en función de aquella, pero dejando algunos centímetros de más por cada lado.
  • Utiliza un alfiler para las burbujas: si después de alisar a conciencia el vinilo, persisten las burbujas, pínchalas con un alfiler y repite el proceso.
  • Si tu mampara es plegable: los vinilos pueden emplearse para cualquier tipo de mampara, pero, en caso de las plegables, puedes optar por vinilos más pequeños y repartirlos por la superficie del cristal o puedes recortar el adhesivo y colocarlo por paneles, a tu gusto.

Visita nuestra tienda online de equipamiento de baño


Contamos con un amplio catálogo de equipamiento de baño para todo tipo de necesidades al mejor precio.

¡Conócenos!

Entradas relacionadas