Ideas para la distribución de baño pequeño con mampara de ducha

Cuando disponemos de escasos metros cuadrados en nuestro cuarto de baño, una correcta distribución es clave para aprovechar cada centímetro del espacio. La disposición del lavabo, el inodoro, la bañera o la ducha y, no olvidemos, su mampara, serán los elementos que debemos distribuir de la mejor manera posible.

Si bien parece una tarea algo complicada, lo cierto es que tener un baño pequeño aporta más ventajas de lo que podemos imaginar. Por ello, para que saques todo el partido a las dimensiones de tu baño y te sientas de lo más cómodo con su tamaño, hemos preparado este post con ideas acerca de cómo ha de ser la distribución de un baño pequeño lo más eficaz y adecuada posible.

Quizá no te hayas parado a pensarlo, pero, la mampara de ducha tiene mucho que decir en cuanto a ahorro de espacio y optimización de la distribución se refiere. La elección de puertas correderas, abatibles o fijas, entre otras, marca la diferencia a la hora de ganar espacio y conseguir unos centímetros extra muy necesarios.

Frente a las bañeras, los platos de ducha serán los adecuados para baños pequeños, los cuales ha de tener, como mínimo, 1x1m. de tamaño. Además de esto, nos guiaremos por la norma de que el baño, por pequeño que sea, ha de disponer de espacio de circulación, aunque este sea mínimo.

No te pierdas las mejores ideas para una distribución eficaz de un baño pequeño con mampara de ducha.

Tipos de mampara para baños pequeños

Mamparas fijas

Las mamparas fijas son una de las mejores opciones para los baños pequeños. De hecho, es uno de los sistemas que más tendencia está creando. Es por ello que, lo verás fácilmente en revistas de interiorismo o de decoración.

El diseño es uno de los grandes motivos por los que cada día más personas se decantan por este sistema, toda una apuesta por la elegancia, la sencillez y el estilo minimalista. Son uno de los tipos de mamparas más fáciles de instalar.

El único requerimiento a tener en cuenta a la hora de decantarnos por este sistema es que, para que puedas entrar y salir con fluidez de tu ducha, el espacio de entrada ha de ser de, al menos, 50cm.

Una distribución adecuada sería aquella en la que, la ducha quedase a un lado de la puerta de entrada al baño, ocupando un lateral. Frente a ella, disponemos, de corrido, el inodoro y el lavabo, coincidiendo estos, con la parte fija de la mampara, quedando la entrada a la ducha completamente despejada.

Mamparas fijas con perfiles

Dentro de la gama de mamparas fijas, podemos encontrar con o sin perfiles. Las primeras, presentan unos perfiles de aluminio que ayudan a asegurar los bordes.

En el caso de decantar por mamparas con perfiles, te aconsejamos que elijas aquellas que presentan poca perfilería, ya que ayudan a crear espacios más despejados y amplios, así como aprovechar de la mejor manera todo el espacio de tu baño.

Un punto positivo a favor de la perfilería, es que puedes añadir un plus decorativo a tu ducha y tu baño. Una perfilería en color negro es una apuesta por la elegancia y, además, muy acorde con el, cada vez más consolidado, estilo industrial.

Mamparas fijas sin perfiles

Lo cierto es que este tipo de mamparas fijas están viviendo una época dorada, puesto que son muchos los que apuestan por el resultado que ofrecen: un aspecto moderno y limpio. En el caso de disponer de poco espacio, nos podemos decantar por las mamparas sin perfil interior, las cuales facilitan enormemente el acceso a la ducha, sobre todo si tenemos movilidad reducida. Sin embargo, las más habituales son las que carecen tanto de perfil inferior como superior, y presentan tan solo un perfil lateral más o menos reducido.

Estos modelos son especialmente útiles para los baños pequeños, ya que ofrecen una mayor accesibilidad al plato de ducha. Además, nos permiten crear una sensación de amplitud.

Mamparas de puertas correderas

Las mamparas de puertas correderas constituyen una solución similar a las de mamparas fijas, dado que, en ninguno de los casos, restamos espacio al resto del baño al abatir las puertas para entrar o salir.

Son ideales para los baños de dimensiones muy pequeñas. Basta con dejar el espacio de entrada despejado, asegurándonos de permitir la misma distancia que en el caso de las puertas fijas: 50cm.

Si lo prefieres, también puedes optar por el sistema mixto, en el cual, el frontal de la ducha lo integran una hoja fija y una corredera.

Mamparas abatibles

Las mamparas de puertas abatibles suponen un plus de elegancia a tu baño. Además, están muy vinculadas con las tendencias vintage tan en boga del momento. Al igual que en el caso de las puertas correderas, puedes incorporar un sistema mixto de una hoja fija y otra abatible.

Sería la opción ideal en el caso de tener algún elemento del baño cercano, como el inodoro, que no permitiera instalar doble puerta abatible. En el caso de los baños pequeños, es una situación a la que nos enfrentamos con frecuencia: la cercanía de los elementos.

Pero, si el baño lo permite ¿por qué renunciar a este sistema tan bonito?

Cabinas de ducha

Suponen una excelente opción ya que, además, existe una amplia variedad de tamaños para adaptarse a las dimensiones de tu baño. Las cabinas de duchas de obra ofrecen un toque elegante al espacio, dotándolo de diseño.

Las cabinas de ducha o mamparas de ducha angulares permiten, en el los baños pequeños, aprovechar el máximo espacio. Los frentes curvos de las mamparas de las cabinas de ducha ofrecen un aspecto moderno, además de funcional. Las puertas plegables, también pueden representar una gran opción.

Visita nuestra tienda online de equipamiento de baño


Contamos con un amplio catálogo de equipamiento de baño para todo tipo de necesidades al mejor precio.

¡Conócenos!

Entradas relacionadas